Saltar al contenido

Piropos Graciosos

Todo piropo tiene un propósito: llamar la atención de esa persona a quien se lo dices. Sin embargo, en muchas ocasiones los piropos tienden a ser mal vistos, llegando a ocasionar el efecto contrario, generando el rechazo de la persona “halagada”. Lo cierto es que el piropo será bueno dependiendo del modo como lo hagas y, evidentemente, de la intención con que lo digas.

Expresar unas palabras con contenido sexual en gran parte de las ocasiones es muy mal recibido, especialmente en las mujeres porque suelen sentirse ofendidas, pero en este artículo no vamos a dar una clase de moral. Si eres de las personas que te gusta elogiar y demostrar tu admiración con ese piropo que logre llamar la atención de la persona que te gusta, seguramente con un piropo gracioso, de esos que tienen un tono jocoso, te funcionará para lograr acercarte a él o ella.

Un piropo gracioso sirve muy bien incluso para romper el hielo, pero ten en cuenta algunas de estas consideraciones antes de tomar esta iniciativa.

¿Qué debes hacer antes de soltar un piropo?

Lo primero es tener seguridad en ti mismo, pues de nada te servirá expresar aquella frase ocurrente si lo haces de la forma menos natural y forzada. Tampoco se debe ser un experto(a) para decir un piropo, pero ten en cuenta que lo quieres es llamar la atención de esa persona, al menos para robarle una sonrisa y no para quedar en ridículo (aunque esto también puede que sea gracioso, pero no siempre funciona) y lograr el efecto contrario.

¿Decir un piropo gracioso puede resultar cursi?

Depende. Lo importante es la intencionalidad con que lo digas y el contexto. El piropo gracioso es ideal para romper el hielo, solo debes tratar de no pensarlo mucho y tener muy en cuenta que un piropo de este tipo evidentemente tiene la finalidad de mostrar tu parte divertida.

Si tienes pareja o al menos ya entraste en confianza con la persona que sales, los piropos graciosos caen como anillo al dedo, incluso esos que tienen un doble sentido. Eso sí, no olvides que debes hacerlo con un tono jocoso.

Piropos para Mi Novia

Algunos piropos graciosos

  1. “Se te cayó el papelito, mi amor…”, y cuando esa persona se gire a ver deberás decirle “el que te envuelve, bomboncito”.
  2. ¡Quien fuese bizco(a) para verte doble!
  3. Mi amor, estás como una casita: pequeña, pero con todas sus comodidades.
  4. ¡Tanta carne y yo en cuaresma!
  5. ¡No me lo vas a creer, pero hace 30 segundos era gay!
  6. Me gustaría ser papa frita para acompañar ese lomo.
  7. “Quisiera ser gato”, y cuando esa persona pregunte para qué, deberás decir “para pasar 7 vidas contigo”.
  8. Quien fuera zapatero para curtir tu cuero.
  9. Estás como me lo recetó el médico.
  10. ¿Me permites utilizar tu teléfono? Quiero llamar a mi madre para decirle que he conocido a la mujer (u hombre) de mis sueños.
  11. Me tienes que comprar un diccionario, porque desde que te vi me quedé sin palabras.
  12. Vaya, vaya… lo que hace Dios cuando está contento.
  13. ¡Bizcochito, contigo sí rompo la dieta!
  14. Eres mi Google, tienes todo lo que busco.
  15. Eres como el sol, con solo acercarme a ti me derrito.
  16. No es el whisky ni la cerveza, eres tú quien se me ha subido a la cabeza.
  17. Aunque estemos a 40 grados, quiero que sepas que si me derrito es por ti.
  18. Tu cara me gusta hasta cuando estornudas, princesa (o príncipe).
  19. Ni en el mejor libro de recetas se encuentra la de semejante bombón.
  20. Ni por Juego de Tronos me perdía una cita contigo.
  21. Llamen a la policía, acaban de robarme el corazón.
  22. Señora, vaya usted con Dios que ya me quedo yo con su hija.
  23. Cariño, eres como una canción en inglés, no te entiendo, pero cómo me gustas.
  24. Si así llueve, que no escampe.
  25. Ahora puedo quedar ciego, pues he visto lo más bello de este mundo.
  26. Durante mi vida he conocido a muchas(os) mujeres (hombres) bellas(os), pero todas(os) eran fotocopias porque acabo de conocer a la (el) original.
  27. Cuanto más lejos más te pienso, pero cuanto más te pienso más cerca te siento.
  28. Aquí te mando mi corazón que no quiere estar conmigo, le pregunté que con quien quería estar, y me dijo que contigo.
  29. Te quiero más que a mi madre, y siento que estoy pecando, pues ella me dio la vida y tú me la estás quitando.
  30. Las naranjas nacen verdes, el sol les da su calor, mi corazón nació libre, y el tuyo lo encarceló.
    39. Estás más apretada que los tornillos de un submarino.
  31. Eso es carne y no de la que le echa mi madre al guiso.

¿Cuáles son las ventajas de decir las cosas con humor?

A veces ser alegres, graciosos y tener sentido del humor tiene sus ventajas, solo que en muchas ocasiones el humor es un estado de la conciencia. Pero desde el punto de vista de las relaciones interpersonales, los piropos son una buena herramienta y traen sus resultados interesantes.  El sentido del humor nos ayuda a vivir de manera positiva y nos permite rodearnos de gente que se siente muy bien a nuestro lado. Reír es un elemento fundamental cuando de relaciones se trata, y si te propones a poner en práctica algunos piropos graciosos, tanto esa persona que te gusta como tú pasaréis un momento agradable. En realidad, reírse por encima de cualquier cosa mejora nuestra salud general y emocional.

Asumir una actitud con un toque de humor en distintos ámbitos tiene sus múltiples ventajas, entre las que encontramos:

Atrae a gente

Generalmente nos gusta rodearnos de gente que nos haga sentir bien, pero sobre todo reír, porque la risa ayuda a liberar endorfinas y serotonina, que son unos neuroquímicos que se asocian al placer y la felicidad.

Por eso, tener un buen sentido del humor atrae a los demás y les ayuda a vivir una experiencia positiva.

Ayuda a afrontar el estrés

Tomarse la vida con humor ayuda a adaptarse mejor a los ambientes hostiles. Por tanto, en la medida de lo posible, practicar el sentido del humor a diario puede ayudar a encontrar el equilibrio emocional que muchas veces deseamos.

Mejora la retención de memoria a largo plazo

El uso del humor en conversaciones u otros espacios o circunstancias no solo ayuda a captar la atención en el momento y conectar con el oyente, sino que causa que mejore su retención de memoria a largo plazo.

Mejora la salud general

El sentido del humor y la risa mejoran el sistema inmunológico, por lo que el cuerpo se vuelve más eficiente para luchar contra las infecciones y reduce los agentes amenazantes.

¿Vale la pena poner en práctica un piropo gracioso?

Claro que lo vale, y las razones son incontables. A veces necesitamos desconectarnos de las cosas que nos estresan, y el humor es una buena manera de hacerlo. Si lo que te propones es tener un acercamiento a esa persona que te gusta o, si ya sois pareja y simplemente quieres seguir afianzando tus sentimientos, no lo pienses mucho y utiliza tus piropos graciosos para ser más feliz y hacerla(lo) más feliz.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Otros Artículos de tu interés ðŸ–‹

×
¡Hola! ¿En que puedo Ayudarte?

Te Piropeamos Gratis durante 3 días

×